24.10.17
Martes | 06:34 hs
15ºC

Video: Santiago es barrendero pero su pasión es jugar en Sportivo Guzmán

Vive en la Diagonal Norte y relata la importancia de las canchas públicas como apoyo para los jóvenes que son buenos en el fútbol y cómo se fueron perdiendo.
Video: Santiago es barrendero pero su pasión es jugar en Sportivo Guzmán
Vive en la diagonal Norte y relata la importancia de las canchas públicas como apoyo para los jóvenes que son buenos en el fútbol y cómo se fueron perdiendo. 
El diario eltucuamno  publicó un video que cuenta la historia de Santiago Ledesma, un joven que vive en la diagonal de Yerba Buena y trabaja en una cooperativa de limpieza, sin embargo su pasión es jugar  en Sprotivo Guzmán.
En su relato cuenta que cuando era chico, jugaba en Campo Norte de Yerba Buena  hasta que lo cedieron a Tucumán rugby en 2012. Además cuenta que también se perdió el acceso al predio de El Sapito “hay muchos chicos que quedaron colgados porque jugaban siempre ahí. Hay muchos chicos que juegan bien, pero si a ellos les cierran esas puertas, muchos se van a perder”, dice Santiago.
Campo norte y el sapito eran de uso público desde hace 30 años, tres generaciones de vecinos se quedaron sin las canchas. Gracias a la organización barrial, el sapito fue declarado sujeto a expropiación en abril de 2017 y la Municipalidad de Yerba Buena se encuentra en proceso de recuperación de ese espacio. 

El diario eltucuamno publicó un video que cuenta la historia de Santiago Ledesma, un joven que vive en la Diagonal Norte de Yerba Buena y trabaja en una cooperativa de limpieza, sin embargo su pasión es jugar  en Sprotivo Guzmán.

En su relato cuenta que cuando era chico, jugaba en Campo Norte de Yerba Buena  hasta que lo cedieron a Tucumán rugby en 2012. Además cuenta que también se perdió el acceso al predio de El Sapito “hay muchos chicos que quedaron colgados porque jugaban siempre ahí. Hay muchos chicos que juegan bien, pero si a ellos les cierran esas puertas, muchos se van a perder”, dice Santiago. Campo Norte y El Sapito eran de uso público desde hace 30 años, tres generaciones de vecinos se quedaron sin las canchas. Gracias a la organización barrial, El Sapito fue declarado sujeto a expropiación en abril de 2017 y la Municipalidad de Yerba Buena se encuentra en proceso de recuperación de ese espacio.