24.08.19
Sábado | 23:24 hs

Atletas tucumanos recaudan fondos para cruzar la Cordillera de los Andes

Un equipo tucumano de atletas organiza una carrera de 5,5 K en Horco Molle para poder solventar los gastos de la travesía en la que se consagraron subcampeones el año pasado.
El Tucumán Team Los Andes es uno de los seis equipos de la provincia que participará en la Marathon Extreme 506k que se desarrollará a partir del 21 de febrero. Se trata de una carrera pedestre Internacional non-stop, de relevos y por equipos, entre San Juan Argentina y Coquimbo Chile, a través del Paso de Agua Negra. Para poder solventar los gastos del equipo, que está conformado por 20 atletas que se consagraron subcampeones en la categoría elite de la edición 2018, organizan una carrera en Horco Molle el 2 de febrero.

La carrera de trekking cronometrada organizada para recaudar fondos se correrá en la Cuesta Vieja y partirá desde Caps de Horco Molle hasta la Residencia 33 viviendas en el cerro San Javier y tendrá un costo de $250 que incluyen el seguro del corredor. La carrera está pensada para las categorías: Damas / Caballeros hasta 30; 30-39;40-49 y +50 años.

El primer año no nos fue bien, no lo terminamos al cruce. Ahora somos 20 en el equipo y somos el único del noroeste de categoría elite. El último año salimos subcampeones", relata a eltucumano.com Mario Retali, capitán del Tucumán Team Los Andes. Además, detalla que no es una maratón común. "Es muy extrema en cuanto a periodos y tiempos de largada y de corrida. Es "non stop", una vez que larga no para más hasta que llega; son 45 horas de carrera. De los 20 del equipo se seleccionan los 12 mejores entrenados en cada año y esos son los que participan".

El condimento especial de esta edición es que correrá desde San Juan hacia Chile. "Cambia toda la estrategia del equipo. Todos los años subíamos por chile y bajábamos por argentina, cambia el terreno", infroma el captán del equipo que se consagró campeón del Marathon Extreme 506k dos veces (en 2013 y 2015).

Además del Tucumán team otros cinco equipos participarán este año de la travesía. La maratón llega  a los 4.750 metros de altura en el paso de agua negra. "La dificultad es grande en todas las postas y se pone más complicado con la altura. El clima es totalmente inestable, me tocó correr con granizo y  hace dos años nos tocó con lluvia. Además para correr a casi 5 mil metros de altura hay que tener un desarrollo cardiovascular distinto", concluye.