09.12.19
Lunes | 01:25 hs

Exhibirán obras de Benito Quinquela Martín en Yerba Buena

La exposición estará habilitada hasta antes de Semana Santa, en Estudio Concreto.
Cuatro aguafuertes, una carbonilla, cuatro técnicas mixtas, un óleo, dos objetos pintados por el artista y varios manuscritos. Todas estas obras de Benito Quinquela Martín, uno de los pintores argentinos más relevantes del siglo XX, serán exhibidas hasta el jueves 18 de abril en el Estudio Concreto, dentro del complejo Yerba Buena Design (avenida Perón y Thames).

Las piezas artísticas pertenecen a coleccionistas privados tucumanos y de Buenos Aires, que las cedieron para la ocasión. Según comentó el curador de la muestra, Segundo Ramos, las vedettes del conjunto son el óleo y el jarrón, una pieza de cerámica que fue pintada por el artista con pigmentos para horno.

La muestra permanecerá habilitada al público durante 15 días y se la podrá visitar en horario vespertino, según precisó Segundo Ramos, curador de la exposición.


¿Quién fue Benito Quinquela Martín?

Su nacimiento no vino de la mano de la suerte ya que madre lo abandonó en lo que alguna vez fue la Casa de Niños Expósitos. Cuando Benito tenía siete años, su historia cambió y dio un giro determinante en su historia: fue adoptado por la familia Chinchella.

Sus nuevos padres eran dueños de una carbonería que quedaba cerca del puerto del Río de la Plata, en lo que hoy es el colorido barrio porteño de La Boca. Benito, era parte de la empresa familiar y ayudaba en el trabajo cargando bolsas de carbón. Fue así que su contacto con el puerto y los colores de los barcos, las personas, sus historias y todo ese paisaje, inspiraron al artista desde chico a reflejar su realidad en el lienzo.

Dibujó desde los 14 años y aunque se escondía bastante de su padre, siguió haciéndolo de manera continua. Si bien su educación nunca fue formal y su arte la desarrolló como autodidacta, no podemos negar que sus obras son un fiel reflejo de lo que sucedía en el puerto de Buenos Aires.

Un dato curioso es el nombre real del pintor. Benito Quienquela Martín en realidad se llamaba “Benito Juan Martín Quinchella”, pero en 1920, hizo el cambio de nombre para simplificar y evitar que haya errores en la Argentina, aunque en sus viajes a Italia esto traía complicaciones.

El artista vivió toda su vida en La Boca y trabajó mucho para poder generar cultura y espacios tales como “Caminito”. No se casó hasta la edad de los 84 años, con sus secretaria de toda la vida Alejandrina Marta Cerruti,solo para poder dejar su herencia a alguien.

Sin lugar a dudas, Quinquela Martín, nos dejó algo muy preciado que fue el amor por la cultura y la intriga por la vida porteña. Los colores de sus pinturas, una canción algo nostálgica, perdurarán por muchos años más aunque él ya no siga pintando.