19.02.19
Martes | 17:44 hs

Especialistas trabajan para devolver los tucanes a la yunga tucumana

Está en marcha un proyecto para devolver a su hábitat a estas coloridas aves, que alguna vez abundaron en la región. Para cumplir con el objetivo, piden la colaboración de todos los tucumanos. Conocé cómo ayudar.
Un convenio busca recuperar la población de las coloridas aves.
En Tucumán, diversos organismos trabajan para repoblar la provincia con estas coloridas aves. Para eso, una de las estrategias es generar conciencia: los tucanes no son mascotas, el cautiverio los daña terriblemente y hay un lugar esperando por ellos. En la Reserva de Horco Molle, especialistas se harán cargo del proceso para devolverlos al hábitat natural.

En el marco del convenio entre la Universidad de San Pablo T, la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional (UNT), la Dirección de Flora y Fauna Silvestre de la Provincia y la Secretaría de Desarrollo Productivo, especialistas de la provincia trabajan en el primer proyecto de este tipo en Tucumán y el NOA.  Y piden la ayuda de los tucumanos que tengan tucanes en cautiverio, según infromó eltucumano.com

Diego Ortiz, biólogo especialista en aves de la Reserva de Horco Molle, explicó que la idea es repoblar los ambientes en los que hace algunos años volaban los tucanes. La idea es "darles una segunda oportunidad" a aquellos que viven como mascotas. Si bien en cautiverio estas aves pueden vivir varios años, sufren el encierro y la mala nutrición. 

Para lograr reintroducirlos, se los reeducará para que se adapten nuevamente a la vida silvestre. Y en el caso de que el ave no pueda hacerlo, la intención es que tengan pichones que logren ser libres. 

La intención, explica Ortiz, es "que la gente recapacite, que se den cuenta que no son animales para tenerlos de mascotas". "La idea no es juzgar a la gente, sino que se den cuenta de que tienen que vivir en un hábitat natural", resume. Además, el especialista advierte: "Las condiciones que se les brindan en una casa no son las mejores, ni la alimentación, ni las jaulas, por ende terminan viviendo mucho menos tiempo".

El tucán, cabe destacar, es uno de los animales más traficados junto con los loros. Sin embargo, Ortiz es optimista y asegura: "Estamos convencidos de que la gente puede entregarlos".

Para esto, apelan al cambio de conciencia de la gente, ya que el cautiverio, insiste Ortiz, impacta directamente en la salud del animal ya que en esas condiciones, por ejemplo, muchas veces se asustan y se terminan quebrando la punta del pico o sufriendo otros males. "El tucán tiene una alimentación muy variada, por lo tanto, esa variedad cuando alguien lo tiene en la casa, no la consume", explica el especialista, que agrega que muchas veces la dieta de estas aves en cautiverio se reduce a frutas. "Muchas veces les dan alimentos para perros y es malisimo, les produce problemas hepáticos", explica el ornitólogo, que advierte que en muchos casos, por estos motivos, las coloridas criaturas de picos llamativos terminan muriendo.

Por eso, piden que quienes tengan tucanes, los donen. Y que quienes conozcan a personas que los tengan, inviten a participar de esta campaña. "Queremos volver a la selva tucumana", es un deseo que bien resume la situación de estas aves en cautiverio.

Si tenés un tucán, podés pedir más información en [email protected] o ir a la Reserva de Horco Molle, en donde conseguirás asesoramiento sobre el programa.