22.08.17
Martes | 19:27 hs
19ºC

“Aprender Jugando”: un programa para contener a los niños

Los niños bailan, juegan, pintan y realizan tareas educativas durante casi tres horas.
Foto: Secretaría de Comunicación de Yerba Buena
“Aprender Jugando”: un programa para contener a los niños 
La Secretaría de Políticas Sociales de la municipalidad de Yerba Buena puso en marcha el programa “Aprender jugando”. El programa está dirigido a chicos entre 4 y 13 años. El sábado fue el primer encuentro con niños del barrio Nicolás Avellaneda III. Las actividades se repetirán los jueves a las 18.30 y sábados desde las 9, en la cancha “El Águila” del Nicolás I. La propuesta es totalmente gratuita.
Según explicó el coordinador del programa, Javier Risso “Quienes estén interesados pueden sumarse en cualquiera de las jornadas. La primera vez deben venir con los papás para completar la ficha de inscripción y conocer de qué se trata la iniciativa”.
Se trata de un equipo multidisciplinario integrado por una psicóloga, trabajadoras sociales y profesores de educación física, trabajan bajo la dirección de Lizy Corbalán. Los niños bailan, juegan, pintan y realizan tareas educativas durante casi tres horas. 
“Además del tiempo compartido, el equipo hará un seguimiento de los chicos para detectar problemas de salud, conducta y aprendizaje. El objetivo es extender el programa a los barrios más vulnerables de la ciudad”, expresó Risso.

La Secretaría de Políticas Sociales de la municipalidad de Yerba Buena puso en marcha el programa “Aprender jugando”. El programa está dirigido a chicos entre 4 y 13 años. La propuesta es totalmente gratuita.

El sábado fue el primer encuentro con niños del barrio Nicolás Avellaneda III. Las actividades se repetirán los jueves a las 18.30 y sábados desde las 9, en la cancha “El Águila” del Nicolás I.

Según explicó el coordinador del programa, Javier Risso “Quienes estén interesados pueden sumarse en cualquiera de las jornadas. La primera vez deben venir con los papás para completar la ficha de inscripción y conocer de qué se trata la iniciativa”.

Se trata de un equipo multidisciplinario integrado por una psicóloga, trabajadoras sociales y profesores de educación física, trabajan bajo la dirección de Lizy Corbalán. Los niños bailan, juegan, pintan y realizan tareas educativas durante casi tres horas.

 “Además del tiempo compartido, el equipo hará un seguimiento de los chicos para detectar problemas de salud, conducta y aprendizaje. El objetivo es extender el programa a los barrios más vulnerables de la ciudad”, expresó Risso.