16.12.17
Sábado | 15:35 hs
42ºC

Rescataron un caraguay que estaba en un a casa de Yerba Buena

Miembros de F.A.R.A. lo sacaron del domicilio y veterinarios de la Reserva de Horco Molle le brindaron los cuidados necesarios ya que estaba lastimado.
Foto: Facebook F.A.R.A
Rescataron un caraguay que estaba en un a casa de Yerba Buena 
Miembros de F.A.R.A. lo sacaron del domicilio y le brindaron los cuidados necesarios ya que estaba lastimado.
Un Caraguay  fue rescatado la semana pasada del jardín de una casa en Yerba Buena. Cuando miembros de FARA acudieron al lugar y lograron atraparlo, vieron que estaba herido, por lo que solicitaron el cuidado de los veterinarios de la reserva de Horco Molle.
En una entrevista que le realizó La Gaceta al director de la Reserva de Horco Molle, Juan Pablo Juliá, este explicó: “estos animales aparecen en esta época del año, desde hace ya casi cinco años. En un momento se puso de moda vender de manera ilegal las crías de estos animales como mascotas, ya que cuando son chicos miden apenas unos 15 centímetros. Al crecer, la gente los deja sueltos, o se escapan”.
También informó que en la reserva no hay lugar para alojar al animal, por lo que se quedará al cuidado de los rescatistas que se alojan en el cuartel de bomberos de Yerba Buena.

Un Caraguay fue rescatado la semana pasada del jardín de una casa en Yerba Buena. Cuando miembros de F.A.R.A (Fundación Argentina de Rescate Animal) acudieron al lugar y lograron atraparlo, vieron que estaba herido, por lo que solicitaron el cuidado de los veterinarios de la reserva de Horco Molle. Los dueños de la casa en la que apareció, informaron que sospechaban que pertenecía a otro vecino de la zona y se habría escapado.

En una entrevista que le realizó La Gaceta al director de la Reserva de Horco Molle, Juan Pablo Juliá, este explicó: “estos animales aparecen en esta época del año, desde hace ya casi cinco años. En un momento se puso de moda vender de manera ilegal las crías de estos animales como mascotas, ya que cuando son chicos miden apenas unos 15 centímetros. Al crecer, la gente los deja sueltos, o se escapan”.

También informó que en la reserva no hay lugar para alojar al animal, por lo que se quedará al cuidado de los rescatistas que trabajan en el cuartel de Bomberos Voluntarios de Yerba Buena.