17.07.18
Martes | 01:15 hs

Cómo cuidar los oídos durante el verano

En esta época del año aumentan los riesgos de enfermedades auditivas antes y después de entrar al agua, viajes en avión y en colectivo.
SALUD
Cómo cuidar los oídos durante el verano
En esta época del año aumentan los riesgos de enfermedades auditivas antes y después de entrar al agua, viajes en avión y en colectivo.
Durante el verano los oídos quedan expuestos a factores más nocivos que durante otra época del año. ¿Cuáles son los riegos de la salud auditiva antes y después de entrar al agua, viajar en avión o en colectivo?
La temporada de verano puede afectar la salud auditiva, sobre todo en los niños.
Para evitar los riesgos hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones. El doctor Gustavo Gandur, médico de planta del servicio de Otorrinolaringología del hospital del Niño Jesús, cuenta cuáles son las medidas que deben tomarse.
El profesional recomienda concurrir antes del inicio de temporada de verano al otorrinolaringólogo. “Lo que hacemos es limpiar el oído y fijarnos si la membrana está íntegra o no. Cuando uno entra a la pileta, debe tener el conducto sin perforaciones”.
Recomendaciones
-Antes y después de entrar al agua
Previo a entrar al agua se debe hacer una limpieza de conducto del oído. Es importante no introducir hisopos, llaves o cualquier tipo de material extraño. Lo ideal es dejar que el oído se encuentre lo más natural posible, ya que cuenta con cera producida por las glándulas, lo que produce una protección natural.
Al sacar la cera se produce un proceso infeccioso llamado otitis externa. Esto se puede evitar poniendo gotas con antibióticos. Es necesario colocarle una o dos gotas al niño cuando sale de la pileta.
-Viajar en avión o en colectivo: en qué afecta
El avión produce un barotrauma, afectado por los cambios de presiones. Cuando el niño está congestionado se debe limpiar una fosa nasal a la vez. Además es necesario comer galletas para estar permanentemente en equilibrio, para evitar la otitis media.
En el caso del colectivo se da la cinetosis, producida por el oído cuando informa mal al sistema nervioso. Esto hace que se produzcan náuseas, vómitos y sensación de mareo.
-Evitar la otitis en las personas con audífonos
Cuando una persona tiene perforación de tímpanos, el cambio de presión no existe. Es importante sacarse los audífonos, evitando sellar el molde de la parte externa del conducto.

La temporada de verano puede afectar la salud auditiva, sobre todo en los niños. Para evitar los riesgos hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones. El doctor Gustavo Gandur, médico de planta del servicio de Otorrinolaringología del hospital del Niño Jesús, cuenta cuáles son las medidas que deben tomarse.

El profesional recomienda concurrir antes del inicio de temporada de verano al otorrinolaringólogo. “Lo que hacemos es limpiar el oído y fijarnos si la membrana está íntegra o no. Cuando uno entra a la pileta, debe tener el conducto sin perforaciones”.

RECOMENDACIONES:

-Antes y después de entrar al agua

Previo a entrar al agua se debe hacer una limpieza de conducto del oído. Es importante no introducir hisopos, llaves o cualquier tipo de material extraño. Lo ideal es dejar que el oído se encuentre lo más natural posible, ya que cuenta con cera producida por las glándulas, lo que produce una protección natural.

Al sacar la cera se produce un proceso infeccioso llamado otitis externa. Esto se puede evitar poniendo gotas con antibióticos. Es necesario colocarle una o dos gotas al niño cuando sale de la pileta.

-Viajar en avión o en colectivo: en qué afecta.

El avión produce un barotrauma, afectado por los cambios de presiones. Cuando el niño está congestionado se debe limpiar una fosa nasal a la vez. Además es necesario comer galletas para estar permanentemente en equilibrio, para evitar la otitis media.

En el caso del colectivo se da la cinetosis, producida por el oído cuando informa mal al sistema nervioso. Esto hace que se produzcan náuseas, vómitos y sensación de mareo.

-Evitar la otitis en las personas con audífonos

Cuando una persona tiene perforación de tímpanos, el cambio de presión no existe. Es importante sacarse los audífonos, evitando sellar el molde de la parte externa del conducto.