21.05.18
Lunes | 07:50 hs

Habilitan una alcancía para ayudar a los comerciantes que perdieron todo en el incendio

Este domingo a la madrugada un incendio iniciado por un cortocircuito en Perú al 900 dejó a tres comercios en las ruinas.
SOLIDARIDAD 
Habilitan una alcancía para ayudar a los comerciantes que perdieron todo en el incendio
Este domingo a la madrugada un incendio iniciado por un cortocircuito en Perú al 900 dejó a tres comercios en las ruinas. 
Una verdulería que funciona hace años, un local de comidas y una bulonería perdieron prácticamente todo en un incendio que se generó por un cortocircuito en la madrugada del domingo.
Los tres comercios son pequeños y la gente que trabaja ahí se sostiene gracias al trabajo diario. Es por esta situación que muchos vecinos se acercaron a bridar ayuda para limpiar los restos y rescatar lo poco que todavía servía. En este sentido, el miniservice “Portillo” que se encuentra en Perú al 600, (un par de cuadras donde sucedió el sinestro), habilitaron una alcancía para quienes deseen colaborar.
Por otro lado, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, visitó los locales comerciales para brindarles apoyo. En este sentido, titulares de programa Argentina Trabaja reacondicionarán el lugar para dejarlo en condiciones.
Al respecto, Yedlin comentó: “Nos llamaron vecinos de Yerba Buena para alertarnos de la situación. Ayer, los equipos técnicos vinieron a relevar y hoy ya estamos asistiendo. Son personas humildes, que viven de las ventas diarias”.
Finalmente,  indicó que “más que lo material, apuntamos al cuidado y calculamos que el viernes a la tarde los vecinos ya podrán estar comprando la verdura otra vez”.
A su turno, el verdulero Rubén Ghezzi, contó que “el fuego se inició al domingo a la madrugada aparentemente por un cortocircuito y se incendiaron los tres locales y ha sido total la perdida”. 

Una verdulería que funciona hace décadas, un local de comidas y una bulonería perdieron prácticamente todo en un incendio que se generó por un cortocircuito en la madrugada del domingo.

Los tres comercios son pequeños y la gente que trabaja ahí se sostiene gracias al ingreso diario que les proporciona esa labor. Es por esta situación que muchos vecinos se acercaron a bridar ayuda para limpiar los restos y rescatar lo poco que todavía servía.

En este sentido, el miniservice “Portillo” que se encuentra en Perú al 600, (un par de cuadras donde sucedió el sinestro), habilitó una alcancía para quienes deseen colaborar.

Por otro lado, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, visitó los locales comerciales para brindarles apoyo. En este sentido, titulares de programa Argentina Trabaja reacondicionarán el lugar para dejarlo en condiciones.

Al respecto, Yedlin comentó: “Nos llamaron vecinos de Yerba Buena para alertarnos de la situación. Ayer, los equipos técnicos vinieron a relevar y hoy ya estamos asistiendo. Son personas humildes, que viven de las ventas diarias”.

Finalmente,  indicó que “más que lo material, apuntamos al cuidado y calculamos que el viernes a la tarde los vecinos ya podrán estar comprando la verdura otra vez”.

A su turno, el verdulero Rubén Ghezzi, contó que “el fuego se inició al domingo a la madrugada aparentemente por un cortocircuito y se incendiaron los tres locales y ha sido total la perdida”.