19.09.18
Miércoles | 17:19 hs

El municipio de Yerba Buena se hará cargo del servicio de recolección de residuos

Decidieron no renovar el contrato de la empresa que trabaja desde 2003 recogiendo la basura de la ciudad. Buscan optimizar el servicio incluyendo una recolección diferenciada.
Foto de La Gaceta

El municipio de Yerba Buena se hará cargo del servicio de recolección de residuos
Decidieron no renovar el contrato de la empresa que trabaja desde 2003 recogiendo la basura de la ciudad. Buscan optimizar el servicio incluyendo una recolección diferenciada.
En dos meses el municipio de Yerba Buena comenzará a hacerse cargo del servicio de recolección de residuos que hasta hoy, estuvo a cargo de la empresa Servicios y Construcciones La Banda.
El contrato fue heredado de la gestión anterior “tuvimos  que adecuarnos y adaptarnos a lo que ya estaba firmado es un contrato que tiene fecha de 2003 y sistemáticamente se ha venido renovando y la ciudad ha cambiado muchísimo en estos más de 10 años en cuento a densidad  y otras características, pero también ha cambiado  los tipos de servicios  que requiere”, destacó Hernán Macedo, secretario de Servicios Públicos y Medio Ambiente. 
El volumen de residuos que se recogen mensualmente en  Yerba Buena,  pasaron de 900 a 3.100  toneladas, lo que  genera un costo mayor. Según el funcionario, el servicio que no está adaptado a lo que el municipio poblado por 100.00 habitantes, necesita actualmente.
Según informó La Gaceta, la Municipalidad  de  Yerba Buena gasta actualmente unos $ 50 millones por año. Este monto está calculado en base al pago de  $ 2,4 millones mensuales que se le hace a la empresa en concepto de recolección y traslado hacia la planta de transferencia de residuos sólidos urbanos de San Felipe.  Además, la basura representa una erogación de otros $ 2 millones por mes, debido a que se destina alrededor de $ 1 millón en servicios extras y $ 1 millón más para la disposición final, según cifras aportadas por la intendencia. 
Entre los beneficios de la decisión, se destaca la posibilidad de adquirir 12 camiones que quedaran como propiedad municipal. Esto permitirá ser más activos a la hora de controlar y verificar tanto recorridos como los tiempos de trabajo y llegar a lugares a los que hoy no llega.
Además, se trabajaría con recolección diferencial “ya estamos trabajando en la reducción de los residuos verdes en el vivero municipal y  el compostaje, y queremos trabajar en la separación de residuos. Con respecto a la recolección diferencial queremos dar una vuelta de tuerca para brindar un servicio, pero también trabajar en concientización  para reducir la producción de residuos”, detalló.
Por los próximos 16 meses  se gastará la misma cantidad de dinero que se venía gastando hasta hoy, con la diferencia de que los vehículos van a pertenecer al municipio. “Solamente se incorporarían choferes, y trabajaría la misma cuadrilla de recolectores que ya trabajaban”.
En sesenta días estarían en la calle brindando el nuevo servicio. Se licitaron 12 camiones, 8 para recolección, 2 para residuos verdes y 2 camiones volquete que cumplirían funciones varias.

En dos meses el municipio de Yerba Buena comenzará a hacerse cargo del servicio de recolección de residuos que hasta hoy, estuvo a cargo de la empresa Servicios y Construcciones La Banda.

El contrato fue heredado de gestiones anteriores “tuvimos que adecuarnos y adaptarnos a lo que ya estaba firmado es un contrato que tiene fecha de 2003 y sistemáticamente se ha venido renovando y la ciudad ha cambiado muchísimo en estos más de 10 años en cuento a densidad y otras características, pero también ha cambiado  los tipos de servicios  que requiere”, destacó Hernán Macedo, secretario de Servicios Públicos y Medio Ambiente. 

El volumen de residuos que se recogen mensualmente en Yerba Buena, pasó de 900 a 3.100  toneladas, lo que  genera un costo mayor. El funcionario detalló que el servicio actual, no está adaptado a lo que el municipio necesita actualmente.

Según informó La Gaceta, la Municipalidad  de Yerba Buena gasta actualmente unos $ 50 millones por año. Este monto está calculado en base al pago de  $ 2,4 millones mensuales que se le hace a la empresa en concepto de recolección y traslado hacia la planta de transferencia de residuos sólidos urbanos de San Felipe. Además, la basura representa una erogación de otros $ 2 millones por mes, debido a que se destina alrededor de $ 1 millón en servicios extras y $ 1 millón más para la disposición final, según cifras aportadas por la intendencia.

Entre los beneficios de la decisión, se destaca la posibilidad de adquirir 12 camiones que quedaran como propiedad municipal. Esto permitirá ser más activos a la hora de controlar y verificar tanto recorridos como los tiempos de trabajo y llegar a lugares a los que hoy no llega.

Además, se trabajará con recolección diferencial “ya estamos trabajando en la reducción de los residuos verdes en el vivero municipal y  el compostaje, y queremos trabajar en la separación de residuos. Con respecto a la recolección diferencial queremos dar una vuelta de tuerca para brindar un servicio, pero también trabajar en concientización  para reducir la producción de residuos”, detalló.

Por los próximos 16 meses se gastará el mismo monto de dinero que se venía gastando hasta hoy, con la diferencia de que los vehículos van a pertenecer al municipio. “Solamente se incorporarían choferes, y trabajaría la misma cuadrilla de recolectores que ya trabajaban”, agregó.

Se licitaron 12 camiones: 8 para recolección de residuos urbanos, 2 para residuos verdes y 2 camiones volquete que cumplirían funciones varias. En sesenta días podrían estar en la calle brindando el nuevo servicio.