17.07.18
Martes | 01:06 hs

Bomberos de Yerba Buena no desfilarán este 9 de julio

Desde hace dos años no reciben el subsidio nacional y hace un mes se encuentran trabajando sin seguro para los móviles y para el personal del cuartel.
En todo el país los bomberos se encuentran en estado de alerta por la inminente posibilidad de dejar de brindar a la comunidad el servicio de seguridad siniestral. El Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios atraviesa por una grave situación de desfinanciamiento.

En este sentido, los Bomberos Voluntarios de Yerba Buena que pertenecen a la Federación 3 de Junio, anunciaron que este 9 de julio no participarán en el desfile como lo hacen tradicionalmente.

El jefe del cuartel, Pedro Hernán Rodríguez Salazar detalló en diálogo con El Diario de Yerba Buena, que desde hace un mes aproximadamente, los bomberos de la ciudad trabajan sin seguro de automóviles ni de personal que le corresponde a defensa civil de la provincia. “Van a ser 20 días que estamos sin seguro automotor y de personal. Y no podemos quedar inactivos porque nos afectaría la operatividad y los subsidios se pagan cuando está operativo. Y es un riesgo para el personal y para los vehículos y la flota, salir sin seguro. Estamos totalmente desprotegidos”, explicó.

Además informó que, desde hace dos años aproximadamente, los cuarteles del país no reciben el subsidio anual que establece la Ley Nacional 25.054.

“Nos han hecho un recorte del 40% de lo que nos tienen que dar, y se prevé más adelante un recorte del 60%”, destacó Rodríguez Salazar. “Un ente como Bomberos Voluntarios que tiene un presupuesto ínfimo a nivel nacional, casi nulo a nivel provincial y  municipal, hacemos muchas acosas mejores que quienes tienen más presupuesto. Ahí entra en juego la vocación y la pasión por la tarea que realizamos”, agregó.

En la ley Nacional se prevé que los bomberos cuenten con obras sociales, sin embargo en la actualidad, no cuentan con este beneficio. “Estos días tuvimos  una seguidilla de incendios de viviendas e incidentes vehiculares, nunca se había dado tan seguido.

Pero el cuartel de Yerba Buena es un cuartel bien preparado, con equipamientos que están bien y los cuidemos mucho para que no se rompan. Pero no se puede estar al límite, es inconcebible, necesitamos recursos de más; porque uno puede salvar una situación pequeña pero cuando la situación es grande, los recursos no alcanzan. Sabemos qué es lo que nos hace falta. Estamos acorralados a nivel nacional y provincial en un callejón sin salida” concluyó.