16.12.18
Domingo | 14:07 hs

Un nuevo accidente en la avenida Perón interpela a los tucumanos al volante

Desde el área de tránsito de la Municipalidad asumen la responsabilidad de los trabajos que aún faltan en el marco del "Plan de Reordenamiento de Tránsito", pero también reparan en el compromiso ciudadano que hace falta a la hora de manejar un vehículo.
Un nuevo choque en la avenida Perón, en Yerba Buena, despertó una vez más la preocupación entre los vecinos de la Ciudad Jardín debido a que el número de siniestros en esa arteria va camino a romper récords. En lo que va de 2018 se produjeron como mínimo ocho incidentes vehiculares, de los cuales tres de ellos ocurrieron en la esquina de Perón y Rosas, donde anoche volvieron a colisionar una camioneta y un auto. 

Nicolás Juárez Dappe, subdirector de Tránsito de la Municipalidad de Yerba Buena hizo hincapié esta mañana en lo que él considera el principal problema en el tránsito de la Ciudad Jardín:  “Hacemos lo que está a nuestro alcance, pero también hay que apelar a la conducta del  ciudadano. No podemos poner un inspector al lado del chico que sale de bailar o de la gente adulta que maneja con exceso de velocidad a las 7 de la mañana”.

En el marco del Plan de Reordenamiento de Tránsito que se busca implementar en Yerba Buena, el viernes pasado comenzó la instalación de un semáforo en la esquina en la que ocurrió el último accidente (Rosas esquina Perón). Justamente porque es uno de los puntos en los ocurren accidentes con mayor frecuencia. 

El funcionario aseguró que actualmente el municipio trabaja en la colocación de señalización y también en los controles vehiculares y de alcoholemia. “El mayor inconveniente que tenemos es la falta de cultura de las personas una vez que esté todo señalizado; vamos a tener que apelar a la buena conducta del ciudadano”, remarcó.

El 20 de mayo pasado, un caso que resonó en la provincia fue el accidente que dejó en terapia intensiva a Lucila de Zan.  El conductor de un Toyota Corolla no advirtió la presencia de un lomo de burro ubicado en avenida Perón y Bascary. Al cruzarlo a alta velocidad terminó “aterrizando” sobre un Renault Megane que había pasado el reductor de velocidad unos segundos antes y en el que viajaban cuatro personas. Lucila, una de las heridas, aún continúa internada y sus hijas venden sfijas para pagar los altos costos que supone el tratamiento médico. En este caso, se comprobó que el conductor del Corolla conducía a alta velocidad y contenía alcohol en sangre.

En este sentido, Juarez Dappe destacó que se realizan controles junto con la Dirección de Transporte de la provincia ya que son los únicos que cuentan con un sistema de control de velocidad por radar. “Estamos pidiendo presupuestos  para comprar pistolas de velocidad. Y se ha colocado el lomo de burro en la Moreno y Perón. Este tipo de lomos, disminuye en gran medida el número de incidentes. Salvo el accidente Lorca, no se han producido otros en esa esquina. Ha sido un error humano exceso de velocidad y alcohol en sangre”, destacó.

En agosto llegará la cartelería y señalización para colocar en las principales arterias como Camino del  Perú, Perón, Aconquija, Salas y Valdez, Lamadrid y Boulevard 9 de Julio. También se va a colocar otro semáforo en Fanzolato y Perón, una arteria cada vez más concurrida. 
 
Un repaso por los accidentes más resonantes

19 abril (Avenida Perón al 700) 

.

1 de junio (Avenida Perón y Rosas) 



13 junio (Avenida Perón esquina Las Rosas)





21 de junio (Avenida Perón al 2900)



31 de julio (Avenida Perón esquina Rosas)