21.05.19
Martes | 21:37 hs

Yerba Buena ahora cuenta con oficina de bromatología propia

El Municipio creó la repartición para controlar la calidad de los alimentos que se comercializan en la ciudad.
Con el objetivo de brindar seguridad a los consumidores y alentar el crecimiento de la actividad gastronómica en calidad y volumen, el municipio creó la oficina de Bromatología dentro del área de saneamiento municipal.

Hernán Macedo, Secretario de Servicios Públicos y Medio Ambiente de Yerba Buena, explicó: “En el 2016 firmamos un convenio de colaboración con el SIPROSA para ir introduciendo normas y buenas prácticas en el manejo de los alimentos. Ahora nuestros inspectores van a tener una capacitación específica”.

Según explicó el funcionario, en una primera etapa los inspectores visitarán comercios gastronómicos capacitando e informando sobre las buenas prácticas y las normativas vigentes.


Por qué es importante la bromatología

La bromatología, como rama de la nutrición, se encarga de estudiar científicamente los alimentos, desde un aspecto integral que abarca el análisi químico, físico, nutritivo, e higiénico, entre otros. La importancia de todos estos estudios y sus resultados es fundamental para garantizarle a la sociedad alimentos con un correcto tratamiento y conservación.

De este modo podemos afirmar que la importancia de la bromatología radica en tres puntos principales: lo económico, lo higiénico y lo legislativo. Por lo tanto sus principales tareas están abocadas en lograr los siguientes objetivos:

- Conseguir una cantidad de alimentos adecuada para la población en cuestión, ofreciendo productos saludables y nutritivos, sin tóxicos ni alteraciones.

- Fijar ciertos procedimientos específicos tanto de elaboración como de conservación de los alimentos, para que los mismos conserven sus niveles nutritivos y también comerciales.

- Establecer ciertas normas y reglas relacionadas con los procedimientos y técnicas de producción industrial, transporte y expendio de alimentos.


Los locales que ofrecen al público alimentos y comidas como supermercados, restaurantes, cafeterías y rotiserías, etc, deben cumplir con ciertas normativas para asegurar la calidad e inocuidad de los alimentos que se están ofreciendo y de este modo garantizar la salud de los consumidores.

En bromatología, el control de la calidad y del tratamientos de los alimentos abarca diferentes etapas desde la producción, hasta el transporte, almacenaje y preparación. Por lo tanto, los responsables del lugar deben encargarse de que todas las etapas de la cadena alimentaria cumplan con las normas y regulaciones correspondientes. Ya sea eligiendo a proveedores responsables, como capacitando a todo el personal de cocina y aplicando las buenas prácticas de manipulación de los alimentos.