28.03.20
Sábado | 19:53 hs

Un policía de la federal baleó a un presunto delincuente

La víctima recibió impactos de bala en la cabeza y en los brazos. La familia no cree en la versión oficial y afirman que “le pusieron el arma”.
La vivienda donde se produjo el hecho. Imagen: "Cortesia La Gaceta".
Un policía federal de 27 años, identificado como Marcos Alejo González, baleó en la madrugada de ayer a Enzo Leandro Bellido, en Yerba Buena. Bellido recibió dos impactos de bala en la cabeza y uno en cada brazo. Hasta ayer, se encontraba internado en grave estado en el hospital Padilla.

De acuerdo a fuentes policiales, el joven habría entrado a robar en la casa del policía, ubicada en la calle La Paz 1.891, casi esquina Reconquista. Cuando González se preparaba para salir a trabajar, se percató de la presencia de un intruso en el garaje de su vivienda. Ante esta situación, y luego de recibir amenazas con armas de fuego, el policía desenfundó su arma y disparó varias veces contra el desconocido, que quedó tendido entre el portón y un auto “Ford Focus”.

Inmediatamente tras lo ocurrido González dio aviso al 911 para alertar lo sucedido y solicitar una ambulancia. Minutos después el herido fue trasladado al centro sanitario, donde lo operaron.
Son excelentes personas los González como para que les pase esto de arriba. Le pido a Dios que Alejo no tenga complicaciones por su trabajo y por su persona”, expresó una vecina al medio “LA GACETA”.

Por su parte,  los familiares se la victima se mostraron afligidos y negaron la versión oficial. “Yo me enteré a las 8 recién. No puedo llegar al eslabón clave para saber qué es lo que pasó. Hay muchos rumores, pero no creo que mi hijo haya querido robar”, dijo Marcelo Bellido, padre de Enzo.
Hablé con mi abogado y me dijo que no tenía por qué estar la PFA en el lugar del hecho, sino que quien tiene que estar haciéndose cargo de la custodia es la policía de Yerba Buena”, agregó. En la casa de González hubo guardia de agentes federales durante todo el día.

Por otra parte, contó que todavía no realizaron una denuncia formal: “Primero me estoy interiorizando en la vida de mi hijo, quiero ver cómo sale de esto, y después voy a tener tiempo para ver los pasos a seguir desde lo legal”. Bellido negó rotundamente la versión en la que se dice que su hijo tenía un arma de fuego. “Sé que a mi hijo le pusieron un arma, y lo hicieron para que digan que hubo un enfrentamiento”, aseveró el hombre de 43 años.

Además hizo referencia a los pronósticos que recibe por parte del personal médico, que no son favorables. “Me dijeron que tiene un 20% de posibilidades de sobrevivir”, se lamentó.
Al parecer, Enzo habría estado hasta medianoche en la casa de su suegra, Rufina Escobar, con quien convive desde hace tiempo, cuando su novia se fue a Buenos Aires. “Tengo entendido que Enzo fue novio de la ex esposa del policía”, manifestó Rufina. “No fue baleado ni en la vereda, ni en la casa del policía. Le disparó cuando estaba en la calle”, agregó. Y añadió que “vivía con él, y no tenía ningún arma”. “Si pasó el examen psicológico, el policía debía ser consciente de que lo que hizo está mal, porque eso es ejecutar una persona a sangre fría”, finalizó.

Según se pudo averiguar, Enzo asistía al hogar de Cristo, en la capilla Virgen de la Merced, de la plaza Vieja, ubicada en la Solano Vera, para tratar su adicción a las drogas.
Al respecto, Rocío Bravo, amiga del joven herido, afirmó que él estuvo hasta las 3 en su casa, cuando se fue enojado por razones que no pudieron entender. “Yo colaboro en el hogar de Cristo, y conozco muchos chicos que tienen problema con la droga, y sé que la Policía los persigue aunque no hayan hecho nada”, expresó. “No creo que haya ido a robar porque empezó a trabajar el lunes y estaba contento por eso”, concluyó Bravo.