17.12.18
Lunes | 07:02 hs

Se dio inicio al periodo de sesiones ordinarias en el Concejo Deliberante

El intendente Mariano Campero, enumeró las conquistas de 2017 y los objetivos para este año. Luego de leer su discurso llamó a reflexionar a los cuatro concejales ausentes para poder trabajar en conjunto.
Foto de Secretaría de Comunicación de Yerba Buena.-
Se dio inicio al periodo de sesiones ordinarias en el Concejo Deliberante
YERBA BUENA
El intendente de Yerba Buena, Mariano Campero, enumeró las conquistas de 2017 y los objetivos para este año. Luego de leer su discurso llamó a reflexionar a los cuatro concejales ausentes para poder trabajar en conjunto.
Pasadas las diez de la mañana, el flamante presidente del Concejo Deliberante de Yerba Buena, Héctor “Pilón” Aguirre dio inicio al periodo de sesiones ordinarias e invitó al intendente Mariano Campero a participar del izamiento de la bandera.
Posteriormente, el primer mandatario municipal expuso las conquistas de su gestión a través de un largo discurso ante la presencia de siete concejales. Los cuatro concejales opositores, Lucas Cerúsico, Pedro Albornoz Piossek, Benjamín Zelaya y Maximiliano García no participaron del acto de apertura.
“Este año, se nos presenta como un nuevo desafío y una gran oportunidad.  Es por ello por lo que vengo aquí a renovar el ambicioso compromiso que asumimos al comenzar nuestra gestión, de transformar a Yerba Buena en una ciudad de vanguardia, en la mejor ciudad del Norte” comenzó a recitar.
Los puntos que se llevaron el aplauso del público presente fueron los que hacían hincapié en respuestas a las problemáticas de saneamiento y seguridad.
Por un lado, el intendente de Yerba Buena propuso municipalizar el servicio de la SAT, si es necesario para erradicar la perdida de agua potable y de agua de cloacas. “Al no hacerse cargo la SAT como corresponde, nos vemos obligados a tomar cartas en el asunto y hacernos cargo nosotros de un problema que, si bien no es de nuestra responsabilidad, nos ocupamos para darle una respuesta a nuestros vecinos. Es así que ya llevamos ejecutados más de 2000 arreglos y nos seguiremos ocupando”, expresó. 
Y agregó “pero debo intimar, una vez más, a la SAT a que se ocupe de Yerba Buena, que invierta en una de las ciudades que más le aportan por habitante y en la cual presta un servicio que deja muchísimo que desear. Si la SAT no puede o no quiere hacerse cargo del problema, estamos dispuestos a tomar la responsabilidad, mediante la municipalización del servicio o de algún esquema mixto en el cual podamos participar activamente en la gestión del servicio de aguas y cloacas”.                                                   
Por otro lado, habló de los problemas de inseguridad en la ciudad “si bien sabemos que Poder Ejecutivo Provincial tiene por mandato constitucional el poder de policía y deber garantizar la seguridad pública, decidimos enfrentar a este problema prestando colaboración y coordinando esfuerzos con la policía de la provincia y la justicia. Nuestra mayor apuesta, es la puesta en funciones de la Guardia Urbana Municipal, que fue creada por ordenanza unánime para ayudar a brindar seguridad a los vecinos de Yerba Buena”. 
Al finalizar el discurso, llamó a la reflexión a los concejales opositores a su gestión, quienes estuvieron ausentes y destacó que con ese tipo de actitudes no es posible trabajar en conjunto.
Por su parte, el presidente del concejo en dialogo con eltucumano.com  “para mí es un orgullo personal conducir este Concejo y voy a poner todo mi esfuerzo para que trabajemos en conjunto los 10 concejales con el ejecutivo porque ya los tucumano conocemos que cuando hay una discusión y un enfriamiento en las relaciones entre presidente y vicepresidente, entre gobernador y vice gobernador, el que pierde es el pueblo”.
Aguirre además expuso que su objetivo para este nuevo año es trabajar a la par del ejecutivo municipal, en forma conjunta, discutiendo las cosas. “El objetivo este año es trabajar en conjunto para el pueblo”, dijo.
Para concluir se refirió a la actitud de los concejales ausentes “a los concejales que no vinieron hoy les pido que recapaciten porque si caprichosamente toman la decisión de no asistir a una sesión inaugural, yo respeto su decisión, pero anhelo que en los próximos días y en las próximas sesiones, sea diferente. Si yo tengo problemas con alguien, hablo y converso. Por eso les pido que se hagan presentes para que discutamos en lo que estamos de acuerdo y en lo que no”.

Pasadas las diez de la mañana, el flamante presidente del Concejo Deliberante de Yerba Buena, Héctor “Pilón” Aguirre dio inicio al periodo de sesiones ordinarias e invitó al intendente Mariano Campero a participar del izamiento de la bandera.

Posteriormente, el primer mandatario municipal expuso las conquistas de su gestión a través de un largo discurso ante la presencia de seis concejales. Los cuatro concejales opositores, Lucas Cerúsico, Pedro Albornoz Piossek, Benjamín Zelaya y Maximiliano García no participaron del acto de apertura.

“Este año, se nos presenta como un nuevo desafío y una gran oportunidad.  Es por ello por lo que vengo aquí a renovar el ambicioso compromiso que asumimos al comenzar nuestra gestión, de transformar a Yerba Buena en una ciudad de vanguardia, en la mejor ciudad del Norte” comenzó a recitar.

Los puntos que se llevaron el aplauso del público presente fueron los que hacían hincapié en respuestas a las problemáticas de saneamiento y seguridad.

Por un lado, el intendente de Yerba Buena propuso municipalizar el servicio de la SAT, si es necesario para erradicar la perdida de agua potable y de agua de cloacas. “Al no hacerse cargo la SAT como corresponde, nos vemos obligados a tomar cartas en el asunto y hacernos cargo nosotros de un problema que, si bien no es de nuestra responsabilidad, nos ocupamos para darle una respuesta a nuestros vecinos. Es así que ya llevamos ejecutados más de 2000 arreglos y nos seguiremos ocupando”, expresó. 

Y agregó “pero debo intimar, una vez más, a la SAT a que se ocupe de Yerba Buena, que invierta en una de las ciudades que más le aportan por habitante y en la cual presta un servicio que deja muchísimo que desear. Si la SAT no puede o no quiere hacerse cargo del problema, estamos dispuestos a tomar la responsabilidad, mediante la municipalización del servicio o de algún esquema mixto en el cual podamos participar activamente en la gestión del servicio de aguas y cloacas”.                                                   
Por otro lado, habló de los problemas de inseguridad en la ciudad “si bien sabemos que Poder Ejecutivo Provincial tiene por mandato constitucional el poder de policía y deber garantizar la seguridad pública, decidimos enfrentar a este problema prestando colaboración y coordinando esfuerzos con la policía de la provincia y la justicia. Nuestra mayor apuesta, es la puesta en funciones de la Guardia Urbana Municipal, que fue creada por ordenanza unánime para ayudar a brindar seguridad a los vecinos de Yerba Buena”. 

Al finalizar el discurso, llamó a la reflexión a los concejales opositores a su gestión, quienes estuvieron ausentes y destacó que con ese tipo de actitudes no es posible trabajar en conjunto.

Por su parte, el presidente del concejo en dialogo con eltucumano.com  “para mí es un orgullo personal conducir este Concejo y voy a poner todo mi esfuerzo para que trabajemos en conjunto los 10 concejales con el ejecutivo porque ya los tucumano conocemos que cuando hay una discusión y un enfriamiento en las relaciones entre presidente y vicepresidente, entre gobernador y vice gobernador, el que pierde es el pueblo”.

Aguirre además expuso que su objetivo para este nuevo año es trabajar a la par del ejecutivo municipal, en forma conjunta, discutiendo las cosas. “El objetivo este año es trabajar en conjunto para el pueblo”, dijo.

Para concluir se refirió a la actitud de los concejales ausentes “a los concejales que no vinieron hoy les pido que recapaciten porque si caprichosamente toman la decisión de no asistir a una sesión inaugural, yo respeto su decisión, pero anhelo que en los próximos días y en las próximas sesiones, sea diferente. Si yo tengo problemas con alguien, hablo y converso. Por eso les pido que se hagan presentes para que discutamos en lo que estamos de acuerdo y en lo que no”.