Manos a la obra: La Hoya se vistió con arte

Manos a la obra: La Hoya se vistió con arte
De la mano de un fotógrafo y un escritor se realizaron cambios 
Desde la Dirección de Cultura Social, dependiente de la Secretaría de Políticas Sociales de la Municipalidad de Yerba Buena se persigue hermanar el arte con las costumbres de la ciudad.
Por este motivo, el fotógrafo Luis Caresani y el escritor Andrés Herrera intervinieron el muro de La Hoya con gigantografías que retratan situaciones de la vida cotidiana y artística.
En dicho mural se pueden observar imágenes cotidianas que se conjugarán con la pintura: niños y adolescentes de los barrios cercanos participaron de la muestra con dibujos que se realizaron sobre el mural y fotografías del Comedor Comunitario de La Hoya.
El disparador de la iniciativa es el fotógrafo Conrado Caresani que explicó que hace tiempo realiza actividades artísticas en espacios públicos para sorprender a la gente desde lo estético. “En esta muestra hice una búsqueda de la belleza: un lustrín, mujeres con alas de ángeles, paisajes y cotidianas. Hoy el arte callejero es la mejor forma de llegar a la gente a través de imágenes creativas que pueden llamar la atención”.
 El foco de este trabajo consistió en un juego creativo que permitió recuperar un espacio abandonado. Murallón que será recuperado y destinado a la cultural.
Por otro lado, Alejandra Muntaner, Directora de Cultura Social, aseguró: “Es una expresión artística y urbana. La idea es que la cultura esté al alcance de todas las personas de nuestra ciudad. Que los vecinos que recorren la avenida puedan disfrutar la magia del arte efímero. En esto consiste el arte callejero, que dura unos días y luego necesita renovarse”. Contó, además, que de la actividad participaron niños de Horco Molle que colaboraron con la muestra con fotos que ellos mismos capturaron en el comedor local. 

Desde la Dirección de Cultura Social, dependiente de la Secretaría de Políticas Sociales de la Municipalidad de Yerba Buena se persigue hermanar el arte con las costumbres de la ciudad.

Por este motivo, el fotógrafo Luis Caresani y el escritor Andrés Herrera intervinieron el muro de La Hoya con gigantografías que retratan situaciones de la vida cotidiana y artística.

En dicho mural se pueden observar imágenes cotidianas que se conjugarán con la pintura: niños y adolescentes de los barrios cercanos participaron de la muestra con dibujos que se realizaron sobre el mural y fotografías del Comedor Comunitario de La Hoya.

El disparador de la iniciativa es el fotógrafo Conrado Caresani que explicó que hace tiempo realiza actividades artísticas en espacios públicos para sorprender a la gente desde lo estético. “En esta muestra hice una búsqueda de la belleza: un lustrín, mujeres con alas de ángeles, paisajes y cotidianas. Hoy el arte callejero es la mejor forma de llegar a la gente a través de imágenes creativas que pueden llamar la atención”. 

El foco de este trabajo consistió en un juego creativo que permitió recuperar un espacio abandonado. Murallón que será recuperado y destinado a la cultural.Por otro lado, Alejandra Muntaner, Directora de Cultura Social, aseguró: “Es una expresión artística y urbana. La idea es que la cultura esté al alcance de todas las personas de nuestra ciudad. Que los vecinos que recorren la avenida puedan disfrutar la magia del arte efímero. En esto consiste el arte callejero, que dura unos días y luego necesita renovarse”.

Además contó que de la actividad participaron niños de Horco Molle que colaboraron con la muestra con fotos que ellos mismos capturaron en el comedor local.