Por falta de quórum no asumen las nuevas autoridades del Concejo Deliberante

Hoy por la mañana en el consejo deliberante de Yerba Buena debían asumir nuevas autoridades. En apariencia iba a ser una renovación sin mayores complicaciones pero la asunción del décimo concejal complico las cosas. Los problemas comenzaron cuando los concejales Aguirre, Araoz, Celaya y García se retiraron del recinto para impedir que asuma el oficialista Rodolfo Aranda.
Marcelo Rojas, oficialista que estaba por asumir la presidencia del consejo, dijo en radio Q: “Si no dan los votos para que una persona asuma legítimamente como corresponde, que le podemos pedir a la gente”. Haciendo a alusión a la actitud, a su parecer, antidemocrática, de sus compañeros de recinto. Sostuvo que esto formaba parte de actitudes que se habían comprometido a dejar atrás como funcionarios.  “Estas son las cosas que la gente de yerba buena no quiere. La gente voto que el cuerpo sea diferente, que trabajemos por el bien de yerba buena y no por un lugar de nosotros. A la gente no le importa quien es presidente y quien es el vice, le importa que las cosas se hagan.”
Uno de los concejales que se retiró fue Maximiliano García, quien defendió su retirada aduciendo que dejar el recinto es uno de los instrumentos que les da la democracia. Dijeron que el motivo por el que se fueron no era algo personal con Aranda, sino una serie de irregularidades administrativas en los papeles del concejal entrante. “Para poder llegar a ocupar la banca hay que cumplir con los requisitos. Nosotros estamos esperando que Aranda traiga todos los papeles y que renuncie los cargos que tiene en el ejecutivo. Para poder asumir tiene que tener todas las cosas como corresponde. Son problemas administrativos que cuando se resuelvan no va a haber ningún tipo de problema.”
Molesto por lo ocurrido “Rody” Aranda puso en twitter: “No tomo como algo personal q no asuma, pero yo represento a yerbabuenenses y a ellos si se les falta el respeto. Eso sí es un tema personal.”

Hoy por la mañana en el Concejo Deliberante de Yerba Buena debían asumir nuevas autoridades. En apariencia iba a ser una renovación sin mayores complicaciones pero la asunción del décimo concejal complicó las cosas. Los problemas comenzaron cuando los ediles Aguirre, Aráoz, Celaya y García se retiraron del recinto para impedir que asuma el oficialista Rodolfo Aranda.

Marcelo Rojas, oficialista que estaba por asumir la presidencia del Concejo, dijo en radio Q: “Si no dan los votos para que una persona asuma legítimamente como corresponde, que le podemos pedir a la gente”. Haciendo a alusión a la actitud, a su parecer, antidemocrática, de sus compañeros de recinto. Sostuvo que esto formaba parte de actitudes que se habían comprometido a dejar atrás como funcionarios.  “Estas son las cosas que la gente de Yerba Buena no quiere. La gente votó que el cuerpo sea diferente, que trabajemos por el bien de Yerba Buena y no por un lugar de nosotros. A la gente no le importa quien es presidente y quien es el vice, le importa que las cosas se hagan.”

Uno de los concejales que se retiró fue Maximiliano García, quien defendió su actitud aduciendo que dejar el recinto es uno de los instrumentos que les da la democracia. Dijeron que el motivo por el que se fueron no era algo personal con Aranda, sino una serie de irregularidades administrativas en los papeles del concejal entrante. “Para poder llegar a ocupar la banca hay que cumplir con los requisitos. Nosotros estamos esperando que Aranda traiga todos los papeles y que renuncie los cargos que tiene en el ejecutivo. Para poder asumir tiene que tener todas las cosas como corresponde. Son problemas administrativos que cuando se resuelvan no va a haber ningún tipo de problema.”

Molesto por lo ocurrido “Rody” Aranda publicó en Twitter: “No tomo como algo personal que no asuma, pero yo represento a yerbabuenenses y a ellos si se les falta el respeto. Eso sí es un tema personal.” Por su parte Jantus, actual presidente actual del Concejo, dijo que se llamaría a una sesion extraordinaria esta semana.