10.05.21
Lunes | 06:35 hs

La increíble broma que sufrió un joven de Yerba Buena

Una consulta de una usuaria sobre dónde efectuar una denuncia obtuvo una respuesta particular
El domingo pasado se produjo una cómica situación cuando en el grupo de Facebook Alguien sabe? Yo se Yerba Buena, una joven preguntó a quien denunciar que se estaba realizando una fiesta clandestina. Ni lento, ni perezoso Javier Escobar acudió a su ingenió humorístico y respondió con un número y una profesión de alguien que no la detenta, su víctima. “ 381471564 comisaria de yerba buena agente Grabiel alvero solo llamadas”.

La persona en cuestión, Gabriel Alvero, resultaba ser un viejo amigo y fija en las mofas de este solidario ciudadano comprometido con las normas de aislamiento. Por su parte el falso agente Alvero se topó con una catarata de denuncias, reclamos e insultos de moradores de la ciudad jardín que no entendían que no era policía, ni el número de una comisaría.

El lunes después de soportar el trajín y descubrir la publicación que lo descolocó, aclaró la situación en el portal eltucumano.com. “Javier es un amigo de toda la vida, de la infancia, acostumbrado a hacer bromas bastante pesadas. Ya estoy acostumbrado, como la que me hizo una vez en los toboganes de Yerba Buena cuando estaban unos changos medio pasaditos y le preguntan si conocían a alguien que vendiera marihuana. Me señala a mí. Yo estaba metido en el agua y de repente tenía a los marihuaneros alrededor preguntándome cuando yo nunca con eso nada que ver”.

“Otra vez me puso en un grupo de chicos que buscan a chicos para tener sexo. También dejó mi teléfono y tuve que sacar mi foto del perfil de WhatsApp porque los vagos ya se estaban zarpando con las cosas que decían. Sí, son bastante pesadas las cosas que hace”.

Finalmente contó que por suerte las llamadas no continuaron y que, a pesar del mal trago, dicho acontecimiento sirvió para sacarle una sonrisa a algunos en este contexto de incertidumbre y aflicción generado por la pandemia. Eso sí, prometió pronta venganza para su parcero.